A la hora de construir actualmente en todo el mundo se pueden conseguir infinidades de opciones, para que la obra que quieras concluir quede estupenda y llame la atención de muchos.

En esta oportunidad te hablaremos de dos tendencias que están marcando el hito si de pavimentos hablamos. Se trata del hormigón impreso y el hormigón pulido, que son un tipo de pavimento que es utilizado ampliamente en el mundo de las construcciones.

En este artículo te dejaremos algunos detalles sobre estas dos tendencias, de qué se trata cada uno, cuáles son sus ventajas al usar y otros detalles.

El hormigón impreso con Galistar.es es un tipo de pavimento que es tratado superficialmente a través del sistema de estampar, texturizar y también colorear en el sitio al pavimento mientras se encuentra fresco.

Desde hace 30 años aproximadamente, dentro de la industria de la construcción se conoce de la existencia del hormigón impreso, pero en la última década ha sonado bastante su uso pues es bastante práctico al momento de comenzar una construcción gracias a la gran cantidad de colores y texturas que puede ofrecer. Esto permite que los pavimentos se vean vistosos y además son bastante resistentes y duraderos.

Lo grandioso del hormigón impreso es que gracias a su impermeabilidad, este soporta la exposición a ácidos, aceites, grasas y puede ser utilizado sin ningún tipo de problema en zonas como mucho tránsito como parques, aceras, calles, rampas, estacionamientos públicos, etc y sin que su mantenimiento sea tedioso o necesite grandes atenciones. Estos aspectos hacen que el pavimento impreso sea el preferido por muchas personas, dejando atrás el hormigón que se utiliza tradicionalmente.

El pavimento impreso es un tipo de hormigón cuya superficie puede ser pigmentada en el color que prefiera la persona que va a construir y es grabada en bajorrelieve con moldes que tienen diferentes texturas. El estampado del hormigón puede asemejar a piedras, pizarra, adoquines o baldosas. Más información para el hormigón impreso en Madrid aquí https://www.galistar.es/blog/hormigon-impreso-madrid/

Además de poder ser coloreada en diferentes tonalidades, la superficie del pavimento impreso es antideslizante, ideal para ser colocado en áreas de piscinas o sitios en donde haya mucho tráfico peatonal.

Al utilizar hormigón planchado podrás disfrutar de diferentes ventajas como por ejemplo su impermeabilidad, resistencia a los inclementes rayos solares, es duradero aun cuando es expuesto a altas o bajas temperaturas.

Por otro lado, su uso es ideal cuando se tiene poco tiempo en la ejecución de una obra, pues su instalación es bastante rápida. También tendrás la oportunidad de gozar de un diseño único, pues cada trabajo realizado en hormigón planchado es diferente uno de otro.

Ahora bien, en este mismo orden de ideas, también te hablaremos del hormigón pulido, el cual también se conoce desde hace algún tiempo y es bastante utilizado en construcciones, y sobre todo en estos tiempos donde la arquitectura se ha modernizado tanto.

El hormigón pulido es muy parecido al hormigón planchado, pero su uso se destina en su mayoría a espacios internos de las casas, pero también es utilizado en ambientes exteriores como estacionamientos, pistas deportivas, centros comerciales, etc.

Su uso ha ganado un espacio importante en los últimos tiempos gracias a que su instalación es completamente moderna y los tiempos se han reducido casi a la mitad. Se puede ver como las contratistas de centros comerciales y propiedades residenciales han preferido su uso para terminar un proyecto en la mitad del tiempo.

El hormigón pulido se deriva del hormigón tradicional. Este pasa por procesos especiales de lijado y pulido (dependiendo del acabado que se le quiera dar; pulido, semipulido o fratasado) y ofrece al cliente un resultado bastante vistoso y llamativo.

Al elegir para tu sitio ideal el hormigón pulido podrás obtener muchas ventajas, como por ejemplo, la personalización de la superficie, pues al igual que el hormigón planchado, este pavimento puede ser coloreado con diferentes pigmentos. Su mantenimiento es realmente de bajo costo y muy fácil de conservar, por lo que no tendrás que preocuparte a la hora de realizar la limpieza respectiva. También tendrás la posibilidad de aumentar la luz ambiental de tu espacio y por último estarás optando por un material verdaderamente resistente, que sostiene mucho peso sin astillarse ni agrietarse.

Sin duda alguna el hormigón planchado y el hormigón pulido son una opción infalible a la hora de escoger la superficie que le dará el toque especial a tus espacios, según las características que busques cualquiera de los dos puede ser el ideal para que tu lugar sea el mejor de todos. Más información para el hormigón aquí.

Compártelo:

Leave a Reply