Qué sistema de depuración te conviene más para tu piscina de arena

SI ya tienes una piscina, sabrás perfectamente el engorro que es mantenerla (unas veces más que otras, claro) porque no solo tienes que preocuparte de echar cloro, sino de que lagua siempre esté lo más limpia posible, y esto es gracias a la depuradora, pero claro ¿Cuál es la mejor o la que debo comprar? Hoy vamos a hablar de ello para que puedas elegir la depuradora de arena que más te conviene, aunque no dudes en combinarlo con el trabajo de un robot limpiador para que quite toda la suciedad que se pueda quedar en el fondo de la piscina.

SI ya has elegido tu piscina de arena, sabrás perfectamente las ventajas que tiene, ya que la depuradora tiene el filtro de arena que no deja pasar nada que sea más grande que 20 micrones, lo que quiere decir que consigues una magnífica transparencia de agua, aunque no es la mayor que puedes conseguir, como veremos a continuación, sí que te funcionará perfectamente y te dará unos resultados impresionantes.

Solo tendrás que limpiar el filtro de vez en cuando para quitar la suciedad acumulada, pero el agua siempre la tendrás totalmente cristalina. Porque, además de eso, no tendrás que cambiar la arena en años y solo con pasar la manguera cuando el indicador te diga que está sucio, tendrás de nuevo el filtro como nuevo.

Si buscamos alguna contra, podemos ver como alguna partícula sigue colándose entre la arena, pero apenas se distinguirá, a menos que sea muy maniático o maniática, no tendrás problema con este sistema, pero por si acaso, vamos a ver los diferentes tipos que existen para que elijas tu preferido.

Filtro de cartucho

Es una elección fantástica ya que combinan un precio bajo de mantenimiento, con un gran filtrado, más o menos de 10 Microns. Si miramos el área que tiene para filtrar, es más grande que en otras depuradoras, por lo que necesitarás menos agua para que funcione, así que eso se traduce en un gasto menos, tanto en agua como en electricidad.

Es cierto que tendrás que limpiarlo más a menudo que con otros filtros, pero a favor tiene que no necesitarás tanto tiempo, con aclararlo ya estará listo para más. Por eso se utiliza para piscinas montables, ya que tienen menos volumen de agua, aunque también te puede funcionar si tu piscina no es muy grande, los expertos suelen recomendarlo bastante.

Filtro de Diatomea

Este filtro también funciona un poco como el filtro de arena, ya que la suciedad se filtrará por su especie de arena que no es arena per se, y por la que pueden pasar partículas de 3 micrones nada menos. Si te estás preguntando que son exactamente las diatomeas, son una especie de fósil de alga marina, muy similar a la arena, pero la diferencia reside en sus miles de porosidades que hace un filtrado mucho mayor, por eso el resultado es espectacular.

Con el desgaste del tiempo, las porosidades quedan anuladas porque se saturan, así que tendrás que cambiarlo, quizá un par de veces al año, lo que hace que sea el tratamiento más caro, pero claro, sin duda es el mejor resultado que puedes conseguir, sobre todo si tu piscina es grande, ya que cuesta mucho más limpiarla y dejarla perfecta, los resultados con este filtro serán muy notorios.

Conclusiones y consejos

Más o menos estos son los tipos de depuración y filtrado que más te convienen, aunque siempre dependiendo del tipo de piscina que tengas, ya sea por volumen o material. Cualquier experto te va a recomendar primero un filtro de cartucho, ya que son los más fáciles de usar y los más económicos, pero ya depende un poco de la calidad que quieras darle a tu agua.

El tamaño del filtro también va a depender del tamaño de la piscina, es inútil comprar uno muy grande si tu piscina no tiene un volumen muy grande, así que antes de comprar uno, tendrás que calcular el largo, por el ancho por el hondo. También deberías saber el filtrado que necesitas calculando los metros cúbicos por las horas que necesitas la filtración. Si no sabes cómo obtener estos datos, lo mejor es contactar con un experto.

Leave a Reply